Sálvate tú

Vida, sálvate tú. Voy a rendirme, voy a darle razón a quienes dicen que soy –que somos– causa perdida. No hay tiempo, se nos acaba el aire y uno de los dos tiene que salvarse, por eso vida, sálvate tú. No me hagas cargar con la pena de arrastrarte conmigo, no me hagas partir con…

No respondas

Ya sé que no tienes respuestas para todo y que yo tengo muchas preguntas, entenderás que no puedo evitarlo, que tampoco quiero hacerlo. Sabrás que es una necesidad y que tengo que cuestionarlo todo.

¡Qué suerte ser secreto!

Qué suerte ser yo quien te mire el alma desnuda y te desvista la mirada.  Qué suerte ser tu secreto mejor guardado y que vos seas quien me arrebate el miedo, él que me abrace en furia y también en calma.  Qué suerte poder jugarnos la vida, las ganas de vernos y arrancarnos el duelo…

Orgasmo

El reloj marca las 3:00a.m, me he quedado con la mirada fija en la pantalla, estoy ansiosa por leer. Sabes que me están matando las ganas, y lo disfrutas, te gusta hacerme esperar, te gusta hacerme venir.

Para vos que te vas…

En un inesperado salto del destino, te ves ahí en los brazos del ser amado, recordando y luego en su humilde lecho llorando, inhalando el dolor de quienes te rodean y exhalando lo poco de fe que te queda; mientras que en un absurdo de la vida, te imaginas finales distintos, te imaginas que pudiste…

Es cierto

Te conté mis miedos, te mostré mis debilidades -lo hicimos-. Te hice mi tristeza y también partícipe de mis derrotas y fracasos; me hice espejo para vernos mejor. Supe ser sombra pero nunca sol. Quizás pensaras que no tiene sentido y que estoy divagando, dando explicaciones no pedidas, y sí, puede que tengas la razón…

Momentos

Nos echamos a reír… nuestros cuerpos se estiraban y encogían, yo me agarraba el pecho con los brazos cruzados tratando de contener la risa, la gente pasaba he intentábamos disimular, ¿por qué? no lo sé, tampoco termino de entender por qué dejamos de besarnos … Fue en ese instante, fue justo ahí cuando entendí que…

Dosis de realidad

Y he vuelto, sí, como una de tantas veces en las que no me queda más refugio que el papel y el lápiz …

Para no perder el cliché

31 de diciembre de 2018 Hace un año estaba en casa y hoy por más curioso que parezca y aún con la distancia que existe entre un lugar y el otro, también estoy en casa. Hay 6,968 km que me separan del lugar en el que crecí, en el que me enamoré y escribí por primera…

Lacónico

El arte de la noche que se convierte en día y la luna que no deja de gritar tu nombre al mar… Otra vez el viento me susurra Sigo esperando, queriendo, y esta vez sin miedo.